ROSAL HERIDO


En trocitos se marchan ya las hojas
cortadas por abejas afanosas
que van a la colmena del olvido...
así mi corazón se va contigo.

No dañen más mi rosal, mi preferido,
porque a pesar que sé que embellecido
será el lugar de ninfas que te espera...
así verte partir jamás quisiera.

Mi huerto ya presiente tu partida
y en tristes escondrijos te solloza
tratando de negar tu despedida.

Rosal de amor, amada y primorosa,
nunca verás a mi alma entristecida
herida por un pétalo de rosa.