AMOR DE POETA

AMOR DE POETA
Yo sufro de un amor ciego, inclemente,
que crece coronando con los años
las níveas esculturas de mi frente;
amor que no conoce desengaños
porque es un loco amor que no se siente.

El numen del cariño en mí palpita
y es por cariño igual recompensado,
mas cuando mi alma prófuga se agita,
huye de mí y con llanto acongojado
llorosa escribe penas de su cuita.

Yo quiero ser un loco apasionado,
poeta de amores imposibles,
Quijote de justicia ilusionado,
de sueños por ventura inaccesibles;
ser polvo, ser la nada, olvidado.

Y en ese puro trance, sin premura,
jurar al aire amor, luego extasiado
sentir que ya no tengo más cordura,
sentir que todo el mundo se ha quedado
clavado entre mis versos de locura.